Por favor tomen asiento.



Nosotras, entramos a un cuarto, nos fijamos detenidamente, casi por instinto, en la taza del baño. inmediatamente cojemos nuestro bolso y buscamos papel higiénico, lo colocamos inmediatamente encima de toda la taza, y nos disponemos a ponernos en una posición comoda, supuestamente, para continuar.

Los varones, no. simplemente llegan y lo hacen. es injusto

Ahora, van a pasar por lo mismo.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: El pedido de orinar sentado fue aquí levemente mal interpretado.En otras culturas esta problemática pasa totalmente desapercibida o, peor aún, se acepta como parte del destino de la mujer. Muchos hombres, probablemente guiados por su instinto animal, sienten la necesidad de “marcar” su territorio, al igual que lo haría un perro o un león. Pero olvidan que ya pasaron muchos miles de años desde que el ser humano dejó de vivir en las cavernas y que la tecnología moderna nos proporcionó utensilios tan prácticos e higiénicos como el inodoro.

0 comentarios:

Publicar un comentario