¿Somos todos periodistas? : Reportajes Audiovisuales en la Red


"Si queremos ver buenos video reportajes, tenemos que ver los que no son hechos por periodistas, porque realmente son aburridos". Es lo que asegura el bloggero Nicko. Aunque no lo aceptemos muchos cibernautas son más creativos e inovadores que los periodistas digitales. Todos tenemos acceso a la red, y debe ser utilizada de la mejor manera. La libertad de expresión y comunicación, lo defiende y son derechos fundamentales de todo ser humano.

Hace tres días en Haíti ocurrió un terremoto que dejó impresionado al mundo entero. No es extraño ver que las primeras imágenes del susceso fueron grabadas, editadas y publicadas por personas ajenas a la profesión del periodista. Ahora el periodista, practicamente informa mientras que el material para dar a conocer esa información es sumistrado por personas que vivieron el momento y tenían su cámara, celular o grabadora a la mano.


Esto significa que ¿Todos somos periodistas?. No, simplemente somos informadores, somos un medio para comunicar a las demás personas. Y este es un derecho que no puede ser arrebatado, sino reconocido y valorado.
Los reportajes audiovisules que encontramos en la red, son diversos, algunos completos, dignos de aplaudir y otros poco profesionales, hechos por aquellos que llamamos "amateurs" o aficionados.

Para aquellos que queremos dar a conocer al mundo sobre temas de necesida, o simplemente algo interesante y actual. El Video reportaje es una gran alternativa, ya nos muestra en sonido e imágenes la mayor cantidad de información. Además es más interactivo y podemos añadir más cantidad de información.

Existen reglas y recomendaciones para la elaboración de un buen material audiovisual. Para esto la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, ha expuesto varias ideas centrales, que pueden enseñarnos a ser un video reportero y mejorar nuestras producciones. Miguel Fernandez, editor de videos en lainformacion.com nos menciona algunos pasos que pueden seguirse en la elaboracion de un reportaje audiovisual. De igual forma nos da a conocer las respuestas a las preguntas básicas que surgen al realizar un video reportaje.


El tema, el material para la elaboración, información, características, redacción, recursos y recomendaciones varias las podemos encontrar en "Ideas para realizar un buen video reportaje para la web". Sin duda alguna periodistas digitales, como personas con vocación por dar a conocer lo que pasa en el mundo, necesitan de estas recetas y recomendaciones, porque el informar bien, claro y preciso, es necesario como medio de respeto por la libertad de expresión.







Cuenca: ¡Todo un mundo!


Cuenca, todo un mundo de tradición, de historia, de solidaridad. En la Avenida 12 de Abril, en la Bolívar, en el parque Calderón y hasta en la roseta de la Catedral de Cuenca están los logotipos de la nueva gestión de la alcaldía.

Ha exisistido un sin número de dudas acerca de el verdadero significado del nuevo logo que utiliza el Municipio de Cuenca para crear una "marca ciudad". Muchas personas, lo ven como una chola cuencana con pollera, otros dicen que son personas dadas de la mano formando un círculo, algunas dicen que es un globo y también aseguran que es el rosetón de la Nueva Catedral de Cuenca.

En realidad el significado es todos, es decir es un caleidoscopio. Lo que trata de comunicar es la escencia cuencana pero con todas sus formas. La imagen connota fuerza por su forma concéntrica, además lo que se trata de dar es la idea de globalidad, unión y solidaridad entre los cuencanos. "Que piensen que es una chola cuencana, el rosetón o personas es el objetivo". La figura concéntrica tiene trazos simples que buscan compararce con las artesanías locales, al igual que los colores buscan una pluralidad que represente nuestra ciudad.

El logo fue creado por Fabian Álvarez de Hellodesign. Y trató de utilizar una imagen que se posicione en la mente de los receptores con el fin de que el logo sea fácil de recordar y reconocer. Además es difundida gracias a Señal X, empresa de publicidad y diseño de imagen.

Galo Carrión, Jefe de la unidad de imagen corporativa, de la Municipalidad explica que "esta marca lo que trata es de posicionarse en la ideología de los cuencanos y cuencanas, para que sea un ícono de la ciudad por al menos 15 años así sea con variaciones, ya que no es una simple marca para la gestión 2009-2012". Por ahora la iniciativa sigue en marcha, en diferentes emisoras escuchamos jingles de la propaganda del municipio. Además se estan creando algunas producciones audiovisules que seran proyectadas en los principales medios televisivos.

Respecto a la pertinencia o no del posicionamiento de la marca, el alcalde dijo que ello es fundamental, en la actualidad es imprescindible tener una marca ciudad, no marca de la administración.
“Nosotros estamos promocionando es a Cuenca y allí no está el color de un movimiento político”, subrayó, tras preguntar si alguien se sentía identificado con la imagen institucional de la anterior administración, porque personalmente no.


Lamentablemente existen varios comentarios acerca de que la marca ciudad, esta siendo difundida por la empresa de publicidad Señal X, que es de la propiedad de un pariente del vicealcalde de la ciudad de Cuenca Fenando Moreno. Pero el aseguró a la prensa que “fue una decisión que tomó la Dirección de Comunicación en función de que consideró que esta empresa podía ser más eficiente en la entrega de los productos, pero no pasa de ahí…, nosotros tomaremos los correctivos administrativos para que no exista ningún tipo de duda respecto a la contratación de nuestros proveedores”. Por lo tanto sostiene que no es un tema "ilegal", ya que el proyecto fue emprendido por algunos coordinadores del departamento de Relaciones Públicas y Comunicación de la Municipalidad de Cuenca.


Ahora, esta en la ciudadanía, el tomar este nuevo logo que nos proponen y hacerlo nuestro, con sus aspectos positivos y negativos. Espero añadir más información sobre este tema, ya que esta estrategia esta en un proceso de difusión inicial. Dentro de algunos días pondré a disposición de ustedes el video que será difundido por los principales canales de televisión local.



A pesar de todo

Ella sabía que tenía que irse pronto. Eran apenas las cuatro de la mañana, el cielo aún estaba oscuro. Lucía siempre hacía las cosas calmada, sin ningún apuro, aunque tenga que madrugar. Se baño, escogió la ropa que tenía que ponerse, se vistió y cepilló su cabello.
Después de ordenar su dormitorio, empacó. Odiaba la idea de dejar la mayoría de su ropa en los cajones del armario. Pero que más quedaba, se mudaría a una ciudad de la Sierra ecuatoriana llamada Cuenca, un lugar muy hermoso pero con un clima muy frío. Blusas cortas de tela fina y colores encendidos, faldas y sandalias quedarían apiladas en los armarios.
Lucía tiene 18 años, es una mujer muy hermosa, de temperamento impulsivo, siempre vivaz y alegre. Digna de admirar, por su carisma e inteligencia. Vive en Portoviejo, ciudad de Manabí. Desde muy pequeña ha sido acortejada, pero ella ha demostrado indiferencia a la mayoría de sus admiradores. Ahora ella decidió viajar a Cuenca, para estudiar en la universidad y ser profesora de educación básica.
Eran ya las cinco de la mañana, el bus saldría a las siete. Su rostro muestra una añoranza y tristeza típica por dejar el hogar. Pensaba mucho en Mauricio, le disgustaba la forma en la que se despidieron. Él dejó Portoviejo hace ya un mes para poder emprender sus estudios de periodismo en la Universidad de Cuenca. Lucía lamentaba lo que había dicho Mauricio aquella tarde, aunque él siempre se expresaba bien, lo único que se le ocurrió fue decir la dirección a en la cual ella lo pudiese encontrar.
Lamentaba la despedida que tuvo con Mauricio, estaba llena de expectativas, quería escuchar algo más aquella mañana. Ahora no tenía mucha importancia pues lo vería en pocas horas en Cuenca.
Mami Luz
Hija, ¿Estas lista?
Lucía
Ya casi. Ya bajo a desayunar.
Mami Luz
¿Y Mauricio, lo llamaste?
Lucía
Sí madre.

Se despidió de su familia, en especial de su mamá y emprendió su viaje en un transporte interprovincial. Al cabo de unas horas ya estaba en Cuenca. Apenas bajó del transporte, vio a Mauricio parado en una esquina cercana del terminal terrestre. Enseguida se reconocieron y corrieron a saludarse.

Mauricio
Hola Lucía. ¿Qué tal tu viaje?
Lucía
No nos hemos visto casi un mes. ¿Y así me saludas?
Mauricio
(Risas) Ni bien llegas ya me estas reclamando de algo.
Lucía
(Risas) Vamos a comer. Tengo hambre.

Mientras comían, Mauricio le explicaba a Lucía como más o menos era la vida en Cuenca, además le sugirió los lugares por los que puede estar sin peligro alguno. Lucía tenía una pésima memoria, siempre era olvidadiza un tanto distraída, por lo cual Mauricio le ofreció su compañía para cuando ella la necesitara:
Mauricio
Sé que vas a vivir con tu familia, pero si quieres que te acompañe a algún lugar, solamente avísame ¿sí?
Lucía
Gracias, tu siempre tan preocupado.
Mauricio
Vámonos ya. Después es peligroso por aquí.

Mientras esperaban un taxi, los dos estaban callados. Lucía pensaba que Mauricio en verdad no sentía nada por ella, había esperado tanto tiempo que se atreva a expresar sus sentimientos hacía ella, que estaba acostumbrada a esperar sin razón.
Mauricio pensaba en cómo pudiese decirlo, y a la vez lo imposible que era por que eran amigos desde muy pequeños. Así que considerando esto, lo más lógico es que Lucía sólo lo viera como un amigo y hasta como un hermano.
Mauricio
Lucía, cuídate. Ahora no nos vamos a ver muy seguido pero tampoco pierdas la comunicación conmigo

Lucía
Te voy a llamar todas las semanas. Pero tu también llamas ¿sí?
Mauricio
Claro, entonces que te vaya bien en clases. ¿Empiezas el lunes no?
Lucía
Si, que nervios
Mauricio
Tranquila, te va a ir bien. Chao
Lucía
Cuídate.

Pasaron ya algunos meses, aunque se seguían comunicando, cada vez era menos seguido. Se distanciaron al cabo de un par de años. Ella empezó una relación con un joven cuencano y al poco tiempo decidieron casarse. Había pasado casi tres años desde que Mauricio y Lucía no habían hablado.
En las vacaciones, Lucía fue de visita a Portoviejo. Su mamá siempre preocupada por aquel distanciamiento con Mauricio, preguntó por él:
Mami Luz:
¿Hace cuanto que no hablas con Mauricio?
Lucía
Madre, ya es muchísimo tiempo, le he perdido el rastro. Ni siquiera se su numero telefónico.
Mami Luz
La Pepa me contó que Mauricio ya trabaja en una radio de Cuenca.
Lucía
¿En serio? Me alegro por él. Ese era su sueño.
Mami luz
Deberías hablar con el. Localízalo.
Lucía
Sí, cuando este en Cuenca.
Lucía vivía sola, su esposo viajó a Estados Unidos para mejorar la calidad de vida. Aunque se sentía muchas veces sola, ya estaba acostumbrada. No necesitaba compañía alguna. A tal punto que tenía muy pocos amigos con los cuales mantenía contacto.
Su esposo, Carlos, todos los meses le enviaba dinero y uno que otro regalo para ella o para la familia. Entre estos regalos un día recibió un reloj de oro, muy hermoso. Vino envuelto en miles de periódicos y cinta de empacar. Ella lo desenvolvió y se prometió a si misma cuidarlo muy bien. Así que lo guardó en la caja fuerte.
Al cabo de unos días, Mauricio caminaba por el centro, camino a su trabajo en la radio. Lucía retiraba uno de los paquetes mensuales enviados por su esposo.
Mauricio
Lucía, a los años. Casi no me reconoces
Lucía
Mauri, en serio no te reconocí. Cuanto has cambiado
Mauricio
Tú, sigues igual. Los años no te pasan, y siempre tan linda.
Lucía
Muchas gracias. ¿Y a donde vas?
Mauricio
A mi trabajo, te cuento que por fin ya estoy en la radio
Lucía
Si me comento algo sobre eso mi Mamá. ¿y que tal te va?
Mauricio
Muy bien hasta ahora. Ahora me despido, sino llego tarde.
Lucía
Dame tu número de teléfono, para conversar otro rato.
Mauricio
Con tal de que tu me des el tuyo
Lucia
(Risas) 2830587

Mauricio
El mío es 2878645
Lucía
Esta bien, cuídate mucho y estamos hablando
Mauricio
Bueno, cuídate tú también.

La semana entrante lucía recibió una llamada de su esposo.

Lucía
¿ALO?
Carlos
Hola mija. ¿Cómo estas?
Lucía
Holaaa. Muy bien. Acababa de comer.
Carlos
Te llamaba para comentarte algo sobre el préstamo
Lucía
Mira, ya tenemos el terreno por lo menos, deja que pase algún tiempo y construimos la casa. No es necesario pedir un préstamo.
Carlos
Lucía, aprovechemos. Ahora es barato construir una casa. El Lunes te vas al banco y pides ese préstamo.
Lucía
Yo creo que no es necesario. De verdad.
Carlos
¿Quieres nuestra casa propia?
Lucía
Si, pero…
Carlos
Yo también la quiero. Por favor pide ese préstamo.
Lucía
Ya esta bien, el lunes voy para allá
Carlos
Gracias mi vida.
Lucía
Esta bien cuídate
Carlos
Chao, te amo.
Lucía
Yo también. Chao.
El lunes en la mañana Lucía se arregló, se puso la mejor blusa que tenía. Era preciso impresionar al prestamista para que acepte. Se baño, se vistió y abrió la caja fuerte. En ella estaba el apreciado reloj que le regalo su esposo hace no mucho tiempo. Cogió el resto de cosas que necesitaba y salió.
Esperó a que llegara el bus, se subió y se sentó en uno de los últimos puestos. Iba muy pensativa, ya que, quería que le den el préstamo.
Pero, después de unos 5 minutos, un hombre alto, mal encarado se sube al autobús. Lucía lo ve con cierta desconfianza, esperando que no se siente en el puesto de a lado. Para su mala suerte este hombre se sienta al su lado.
Ella no le dio mucha importancia, porque estaba muy concentrada en lo que diría en el banco para obtener el préstamo. Ya casi a medio camino, ella levanta su muñeca para ver la hora en el reloj pero no lo encuentra.
Lucía siempre fue impulsiva y arriesgada. El primer pensamiento de ella fue que el hombre mal encarado había robado su reloj. Se dispuso a coger un lima uñas que llevaba en la cartera y se lo apuntó al hombre en la espalda y le dijo:
Lucía
Quiero que me devuelva mi reloj. ¿Qué cree que puede salirse con la suya?
Va a meter el reloj en mi cartera, y no quiero que diga nada. ¡Muévase!
El hombre metió la mano en el bolso de Lucía y se escucho caer algo. Lucía supuso que su reloj estaba ya en la cartera. Así que alejó el lima uñas de su abdomen y el hombre se levantó muy rápido y se quedó en la parada.
Lucía estaba algo asustada y sorprendida de lo que acababa de hacer. Pero aparte de eso se sintió orgullosa. En la siguiente parada bajó del bus y cogió un taxi. Tenía que llegar pronto al banco. Cuando ya estaba sentada, abrió la cartera y se sorprendió al ver que tenía un reloj de varón.
No sabía que hacer, se sintió llena de ira. Se cogía la cabeza y veía detrás del taxi, buscando inútilmente al hombre que la robó.
Llegó al banco y obtuvo el préstamo. A pesar de haber recibido el préstamo se sintió mal. Fue a su casa. Se iba a cambiar de ropa pero antes, como buena costumbre, revisó los bolsillos del pantalón. En uno de ellos encontró su reloj de oro.
Su ánimo se puso peor aún. Ya que ella al principio pensaba que el hombre le había robado su reloj pero le puso otro a cambió. Lo que paso en realidad fue que ella le robo a un hombre solo por su desconfianza e impulsividad.
Sin saber que hacer, llamó a su amigo Mauricio. Aprovechó que el trabajaba en la radio para valerse de ello y encontrar al hombre que robó y devolverle su reloj.
Mauricio
¿Alo?
Lucía
Alo, ¿Mauricio?
Mauricio
Hola, Lucía ¿Cómo estas?
Lucía
Mauricio acabo de robar a un hombre. Quiero encontrarlo. ¡Ayudame a encontrarlo, por favor!
Mauricio
¿Cómo? ¿Robaste?
Lucía
Si, es que pensé que él había robado mi reloj en el bus y lo amenacé. Le dije que me diera el reloj, pero como no me lo había robado me dio el suyo.
Mauricio
¿Cómo fue que pensaste eso? Bueno ya tranquilízate.
Lucía
Eso me pasa por ser una impulsiva. ¡Ayúdame a encontrarlo!
Mauricio
Voy a decirlo en la radio, no te preocupes lo vamos a encontrar.

Paso ya un buen tiempo y no lograron encontrarlo. Aunque Lucía se sentía mal por el incidente, agradecía la experiencia, ya que gracias a esta volvió a comunicarse con Mauricio. Ahora siempre conversaban y se reunían algunas veces por mes.
Aunque puede pasar mucho tiempo, los amigos siempre están ahí para ayudarnos. Los amigos verdaderos te apoyan y no te olvidan.
Mauricio
Si vez, si no hubieses robado, no te hubieses comunicado conmigo.
Lucía
Tenía en mente llamarte, pero capaz que con tantas ocupaciones no lo hacía. Tengo que agradecerte, porque a pesar de todo siempre me ayudaste. Tal vez otra persona no me hubiese apoyado, con tanto tiempo que no nos veíamos ni conversábamos.
Mauricio
En parte es bueno que haya pasado eso, ahora conversamos y nos vemos. Todo gracias al señor mal encarado.
Lucía y Mauricio
(Risas)

Por favor tomen asiento.



Nosotras, entramos a un cuarto, nos fijamos detenidamente, casi por instinto, en la taza del baño. inmediatamente cojemos nuestro bolso y buscamos papel higiénico, lo colocamos inmediatamente encima de toda la taza, y nos disponemos a ponernos en una posición comoda, supuestamente, para continuar.

Los varones, no. simplemente llegan y lo hacen. es injusto

Ahora, van a pasar por lo mismo.Bildunterschrift: Großansicht des Bildes mit der Bildunterschrift: El pedido de orinar sentado fue aquí levemente mal interpretado.En otras culturas esta problemática pasa totalmente desapercibida o, peor aún, se acepta como parte del destino de la mujer. Muchos hombres, probablemente guiados por su instinto animal, sienten la necesidad de “marcar” su territorio, al igual que lo haría un perro o un león. Pero olvidan que ya pasaron muchos miles de años desde que el ser humano dejó de vivir en las cavernas y que la tecnología moderna nos proporcionó utensilios tan prácticos e higiénicos como el inodoro.

Lo que las nuevas tecnologías hacen de los medios


En la actualidad, el internet es la herramienta más común para el desenvolvimiento empresarial, estudiantil y de entretenimiento, siendo una red esencial para la elaboración de medios de comunicación como la radio.
Es más fácil y sencillo, el internet lo posibilita todo. El crear un programa de radio es una tarea fácil, gracias a herramientas como Podcasts y Live Streaming, que permiten que los medios se desarrollen y sean más interesantes e interactivos.





Del impreso al digital:  
1.       Dividir en párrafos: de los más importante arriba a lo mas irrelevante abajo
2.        Ordenar los párrafos: con el criterio de la pirámide invertida
3.       Redactar una entradilla. Al principio del texto y en cada párrafo
4.       Depurar redacción: al 50% ya que leemos un 25% menos de la velocidad normal en un texto digita
5.       Contextualizar la información. Links externos e internos. Recomendación: etiquetar con 4 o 5 palabras

Ley de Comunicación: Un debate entre medios, periodistas y Gobierno.


El día sábado 21 de noviembre se aprobó la nueva ley de comunicación. Después de 65 días la comisión ocasional encargada de redactar el proyecto de ley, “dispone en 104 artículos, cinco disposiciones generales, 10 disposiciones transitorias, seis regulatorias y una disposición derogatoria” muestra todo lo necesario para que los periodistas, medios y el país se atengan a las normas necesarias para regular los medios y el ejercicio periodístico.
Después de un sin número de debates y enfrentamientos ante la disposición de una nueva ley de comunicación, los medios y periodistas, además de estudiantes, se han expresado sobre este tema. La gran mayoría, está en total o parcial desacuerdo con la ley. Los temas más controversiales son: la privacidad a la libertad de expresión, los monopolios, el manejo de la programación de los medios y sobre todo el registro de los medios.
El rechazo a la nueva ley de comunicación es indudable. Hoy la Asociación de Comunicadores Sociales, Periodistas Profesionales y Afines del Ecuador (Asocope), realizó una marcha contra esta ley, ya que aseguran que “varios artículos son lesivos para la actividad periodística”. Además periodistas radiales, caminaron por el centro de Guayaquil y suspendieron sus emisoras por varios minutos, rechazando la nueva ley.
Así un sin número de protestas se han puesto en marcha desde que la se elaboraron las propuestas para la Ley de Comunicación. El Gobierno por su parte asegura que esta ley tiene que ser completamente democrática, por lo cual, el presidente de la Asamblea Nacional Fernando Cordero, “ratifica que el proyecto de Ley de Comunicación será analizado por organismos internacionales como la Corte Interamericana de derechos humanos”, el cual será tratado en el debate en el Pleno el 10 de diciembre del presente año.
Aunque todos los periodistas y medios están en contra, el Gobierno y asambleístas en general expresan que la propuesta de la nueva Ley de Comunicación no es violatoria de libertades ni de derechos humanos.

Sabiduría Andina: Una expresión cuencana.


Entre polleras, anacos, sobreros de paja toquilla, delantales, blusas de chola, canastas, candongas (aretes típicos de la chola cuencana), macanas (mantas o chales), maquillajes, las trenzas, sonrisas y apuros, los integrantes del “Grupo de danza y ballet folclórico Sabiduría Andina” se preparan para una de sus tantas presentaciones.
El grupo tiene sus antecedentes.  Juan Carlos Rodas, el director, es bailarín de profesión y psicólogo educativo. Ha sido embajador de nuestra cultura ecuatoriana por más de treinta años, dirigiendo y enseñando a jóvenes una de las artes más antiguas: la danza folclórica, que para él no es más que  “… un estilo de vida, no un simple pasatiempo. Los jóvenes deberían asistir a este llamado especial que la vida nos ha hecho, porque es lo que les debemos a nuestros ancestros después de todo lo que han hecho para que hoy seamos lo que somos”.
“Por eso… por eso… por eso te quiero Cuenca”. Comienza la música, hombres y mujeres salen con una gran sonrisa a presentarse ante su público. Al verlos, nos podemos dar cuenta que lo que hacen no es simple baile programado, sino un ritual de alegría y gozo que contagia a todos. Las polleras se elevan, los cholos saltan, gritos como ¡que viva cuenca! Se escuchan sin cesar. Lo que expresan es su vocación por la danza, y sin duda alguna la esencia de la vida tradicional de la gente que nos representa.    
Cada lugar, pueblo o nación expresan sus pensamientos, creencias y formas de vida, por medio del baile. Y Cuenca no ha quedado atrás, la música que acompaña a la danza folclórica tiene cierto nivel espiritual, ya que es su misión definitoria para que en todo el mundo integren, valoren y conozcan la cultura ecuatoriana. Tanto la música como el poder del baile, hacen que poco a poco los cuencanos, ecuatorianos y  latinoamericanos aceptemos este arte aunque no entendamos bien de lo que se trata y el enorme significado que tienen.
Resulta que preservar estas señas de identidad es tan importante como salvar al mundo del calentamiento global. Pero por los visto, conservar estas señas de identidad es prioridad para pocos. Para Cristian Coronel, el baile folclórico “es una explosión de sentimientos de alegría y protesta contras las personas que han ridiculizado este arte, sin respetar nuestras tradiciones, que es lo que de verdad nos identifica”. Los pocos grupos de música y danza folclórica que existen en nuestro país, nos representan de una forma magnífica y han de seguir en este deber de continuar su legado, preservando nuestras tradiciones aunque la mayoría no acepte de donde viene y se haga el ciego y sordo.
 “Cuencanita”, “Samba decí que sí”, “Por eso te quiero Cuenca” y la “Chola Cuencana”, son algunas de las danzas  cuencanas que “Sabiduría Andina” regala al pueblo, también hay otras representativas de Loja, Cañar, Cotopaxi, Chimborazo, Pichincha, Ibarra y Esmeraldas. “Por que el Ecuador es pluricultural, nosotros somos lo que somos, y representamos lo que fuimos y seremos”.
México, Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia y España han sido los países que han recibido a este grupo de danza, que sin lugar a dudas ha puesto el alto al Ecuador y a su cultura. Han ganado encuentros de danzas tradicionales y han dado a conocer todo lo que es nuestro país sin la necesidad de que nos visiten. Porque hay que ver los bailes, son una inspiración que hacen que nos de ganas de saltar, bailar y amar lo que somos.
Actualmente, nuestras danzas tradicionales son inmortalizadas, gracias a estos jóvenes que mantienen nuestra identidad viva y la trasmiten por medio de sus ensayos y presentaciones. “No es el solo hecho de bailar, es sentir, vivir, demostrar que queremos a nuestra tierra y a nuestros antecesores que nos heredaron esa sabiduría andina”. Dice Karen Guaraca, una de las integrantes del grupo de danza folclórica Sabiduría Andina.